Alto voltaje en la respuesta social

01/12/2009

63, Medio Ambiente, Noticia

Los montañeses demuestran en Bernedo que no hay fisuras en la oposición a la línea

Por una vez, los vecinos de la Montaña se sorprendieron a sí mismos en la respuesta colectiva ante algo que les atañe a todos, la defensa de su tierra y el futuro de sus pueblos, amenazados por la línea. De no ser porque la preocupación por parar el proyecto de REE no permite ahora detenerse en otras cosas, el fin de semana reivindicativo del 24 y 25 de octubre es algo que no se olvidará fácilmente desde el punto de vista del compromiso colectivo. Cuadrilla, ayuntamientos, concejos, JJGG, partidos políticos, junto con la Plataforma, asociaciones locales y los vecinos navarros demostraron, “no ya como entidades sino como personas que estamos todos juntos en la lucha”.

Vecinos montañeses se manifiestan ante Ajuria Enea

Camisetas amarillas y la leyenda concisa “Alta Tensión no-Goi Tensiorik ez” están dando a conocer el problema en las dos provincias. Aquel fin de semana gracias a la participación en las marchas montañeras y las concentraciones de cerca de 1.500 personas. Y desde entonces con la adhesión al manifiesto contrario a la red de más de 2000 personas que lo han firmado, en papel o por Internet.

“No debemos permitir que se haga esta línea, porque si resulta así se habrá dado al traste con el medio ambiente de la zona, su promoción turística y sus instalaciones agropecuarias, los pilares de nuestros pueblos”. Juani Velasco, alcaldesa de Bernedo centraba los términos de la amenaza en forma de torres, que se traduce en verdadera preocupación entre los que sustentan estos pilares. A Eduardo Urarte, vecino de Arluzea, impulsor de energías alternativas y sostenibles, le vimos con mucha preocupación en el Barranco de Okina, una joya natural cuyos entresijos explicaba a los asistentes en la Feria del Caballo de 2006. “Eso puede llegar a ser un desastre terrible para nuestros pueblos”, vaticinaba en la conversación del recorrido.

Otro de los participantes en la marcha fue Faustino Mtz de San Vicente, regidor en la última legislatura de Navarrete y productor de patatas. Su pueblo, uno de los santuarios de la patata de siembra montañesa donde aún se dedican 2.000 fanegas es un puno del corredor eléctrico. “Es que la vamos a tener a la puerta de casa y además del tema medioambiental no es menos grave que se destruya tierra agraria”. Y un poco más al norte, en La Traviesa de Lagrán, el primer alojamiento turístico parido de los nuevos planes comarcales, su gestor, Carlos Fleitas, sencillamente alucina “con esta barbaridad. Un entorno natural envidiable, el último reducto virgen nos lo quieren destruir, entonces ¿para qué invitamos a la gente a que venga?”, se desespera.

Las protestas también se hicieron visibles en Estella

En todos los casos, lo mejor entre lo peor es que “aún se puede parar esto, pero para ello tenemos que empujar todos juntos”. Es el mismo mensaje asumido por Montaña y Tierra Estella tras la última y multitudinaria manifestación en la Ciudad del Ega,  el 28 de noviembre.

Anuncios

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: