Editorial

En esta edición que hace el nº 63,  Mendialdea revista se funde más que nunca con Mendiadea comarca, más allá de su concepción administrativa, en su forma más natural, como tierra y entorno donde vivimos. Un entorno que vemos amenazado seriamente, como nunca antes lo habíamos sentido así, por un plan catastrófico, lo miremos por donde lo miremos. El proyecto de línea de Alta Tensión que fabrica Red Eléctrica Española, con el beneplácito del Ministerio de Industria, Turismo (¡qué contradicción!) y Comercio (no tanto), adquiere tintes apocalípticos a poco que nos paremos a imaginar la impresionante brecha que abrirá por nuestra comarca el tendido eléctrico diseñado  por los que dicen nos van a dotar de más energía.

Es un discurso que por no ajustarse a las necesidades reales que tienen nuestros pueblos, los de la Montaña, Trebiño, Llanada y Tierra Estella, no resulta creíble en ninguno de sus argumentos. Los proyectos previos, asumibles estos sí, que han quedado postergados en Navarra por este Rodillo eléctrico, así lo atestiguan. Que sólo responden a intereses económicos de las empresas y no de las zonas casi despobladas donde, suponen, cuatro y el del tambor no van a poner mucha oposición.

Pues resulta que sí la está habiendo. Y cada día más. El grito unánime contra la Autopista Eléctrica se oye cada vez más alto y fuerte por unos municipios, pueblos y comarcas que sólo quieren defender la tierra de sus padres que ahora es la suya. Una tierra, da la casualidad, cuyos atractivos naturales están siendo, no sólo su signo de identidad, sino su esperanza de futuro.

La línea de Alta Tensión Vitoria-Castejón, con gigantes de 46 metros de altura, se prepara desde hace ya diez años para abrir una herida mortal a nuestro medio natural. Y ahora, a dos meses de presentarse el estudio de impacto ambiental, montañeses, trebiñeses, vecinos de la Llanada y los navarros, a los que el juego de la política del Interés general intenta coaccionar, están uniendo fuerzas para parar este despropósito. Llega el momento para Mendialdea de mojarse hasta las trancas y contribuir a esa lucha por que nuestra tierra siga conservando el valor natural tal y como lo hemos heredado, el mismo que sustenta los proyectos de turismo y desarrollo comarcal en el que están volcados las instituciones. Por mucho “desarrollo sostenible” que nos quieran vender NO A LA ALTA TENSION-ELEKTRIKORIK EZ!

Anuncios

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: